CUANDO TE PIENSO

Cuando te pienso
hay una herida profunda
que avanza hacia la noche
como la lanza del guerrero.
Es un diamante el alma
que estalla en sus íntimos cristales
sangrando la más noble
y pura de las aguas.

Cuando te pienso
surge un abismo que se extiende
y que devora una a una
saboreando mis entrañas.
El miedo de la duda
como un veneno debilita
y ya no puedo volar
sobre la harapienta realidad con mi sonrisa.

Cuando te pienso
y cierro mis ojos
ya no encuentro los tuyos
que me miran con asombro.
Veo morirse lo que fuimos,
lo que pudimos ser y lo que somos,
girando en la gran ruleta de la vida
a la espera de que apostemos nuestra suerte.

Cuando te pienso
intuyo que el océano
ofrece a nuestra proa
un rumbo de tormenta
y otro de poesía.
Observo el presagio de las aves,
pero es nuestro el grito
de tierra firme o de mal agüero.

Cuando te pienso
sé que todo es posible,
que somos los amos
del cielo y del infierno;
dueños por un momento de la vida,
elegimos la palabra o el silencio:
es mi turno...el tiempo pasa...
cuando te pienso.


Seguinos en Instagram